Sava Savanovic (el robo de un vampiro)

Molino de Sava Savanovic

Sava Savanovic, el vampiro más famoso de Serbia, fue un caso extraño del que nadie, a pesar de los años transcurridos, ha podido dar una explicación. No se sabe cómo murió ni por qué se convirtió en vampiro. Se desconocen tanto su fecha de nacimiento como su fecha de defunción.

Vivió en el siglo XVIII, en un antiguo molino cerca del rio Rogacica. Murió y volvió de la muerte transformado en un vampiro. En el molino mataba y bebía la sangre de los aldeanos, sobre todo, de aquellos que se atrevían a llegar hasta su fábrica de grano.

En Zarožje (Bajina Bašta) fue donde sembró el pánico. Los aldeanos, cansados de tanta barbarie, salieron en busca de venganza: profanaron tumbas, cortaron cabezas y clavaron estacas en el corazón. Sava Savanovic nunca apareció, no pudieron encontrarlo.

Robando vampiros en el siglo XXI

Sava Savanovic. Robando vampiros en el siglo XXI

En los años cincuenta del siglo XX la fábrica dejó de funcionar y el molino quedó abandonado, sin embargo, la leyenda de Sava se hizo grande, tanto, que en 2010 los habitantes de Valjevo decidieron robar el vampiro de Zarožje y hacerlo enteramente suyo:

  • Valjevo decide robar la leyenda de Sava para promocionarse haciendo creer a los turistas que fue allí donde vivió hace más de doscientos años.
  • El alcalde de Zarožje se entera del robo de su vampiro, prepara una denuncia y lleva el caso ante los tribunales: «No entregaremos a nuestro vampiro. Es una injusticia. Sava es nuestro, no tienen derecho a quedárselo».
  • Valjevo alega que en un cuento de la antigüedad Sava apareció registrado como residente de su localidad.
  • Desde Zarožje desmienten la historia diciendo que, en todo caso, los cuentos solo son cuentos.

Así continuaron durante mucho tiempo hasta que al final, cada cual se quedó con lo suyo. Todo volvió a la normalidad. Llegó 2013. El molino, que no pudo aguantar el paso de los años, se derrumbó después de una tormenta de nieve.

El regreso de Sava Savanovic

Algún tiempo después del derrumbamiento se produjeron varias muertes en circunstancias misteriosas, extrañas. No pudieron justificarse. El nerviosismo se apoderó de los ciudadanos de Zarožje y cundió el pánico.

Esto fue lo que sucedió (la noticia, al igual que el robo de Sava, salió en prensa, en radio y en televisión):

  • Tras hundirse el molino el vampiro se ha liberado.
  • Zarožje acusa a Valjevo: «Si no lo hubieran robado no se habría despertado. Ahora está libre por su culpa».
  • El alcalde informa a la población. El molino es su conexión para viajar al otro mundo, hay que reconstruirlo.
  • El consejo local de Zarožje alerta de que hay un vampiro suelto en Serbia. Sava Savanovic ha vuelto.
  • La venta de ajo se multiplica.
  • Se vota para reconstruir el molino, pero no hay presupuesto, además, ahora es privado, debe encargarse el nuevo propietario.
  • El propietario deja muy claro que no arreglará nada, que bastante tiene con aguantar al vampiro en su molino, que Sava es una leyenda del lugar, al igual que el molino, y que le corresponde al Ayuntamiento.

Tras muchas deliberaciones el Ayuntamiento perdió la batalla y tuvo que hacerse cargo de la reconstrucción. No obstante, se alertó a los ciudadanos. Debían comprar muchos ajos y crucifijos, pues las obras no comenzarían hasta después del invierno. Hacía frío.


Han pasado cuatro años y no se ha vuelto a saber nada de Sava Savanovic, de Zarožje ni de sus habitantes. Tampoco hay noticias de la reconstrucción del molino en el que vivió, hace más de doscientos años, el vampiro más famoso de Serbia.


Libro recomendado: Tratado sobre los vampiros